Las cardiopatías congénitas son condiciones coronarias que llevamos de manera silenciosa. Es importante por esto que consultemos a nuestro médico sobre los síntomas de esta enfermedad, realizar controles del estado del corazón periódicamente sin importar la edad y recordar que si se encuentra un problema, un diagnóstico oportuno, puede ayudar a salvarte la vida.