La violencia contra la mujer o cualquier persona es algo que debe ser rechazado siempre. Las vías como el diálogo y los acuerdos nos permitirán seguir cultivando más amor y convivencia en el mundo para poder seguir construyendo un mundo mejor.